lunes, 3 de diciembre de 2018

BUENOS DÍAS de ADVIENTO

Esta mañana las fronteras del tiempo estaban un poco desdibujadas, quizá haya sido cosa de esta época del año tan especial que hemos comenzado a vivir: EL ADVIENTO. 
Como por arte de magia los niños que acompañan a Don Bosco en el jardín, han bajado de su pedestal y se han puesto a organizar los adornos navideños con unas alumnas de "ahora mismo".

Pero las sorpresas no se habían terminado. Nada menos que Don Bosco y María Mazzarello, Maín, han irrumpido  en el teatro.

Los chicos de Don Bosco se han temido lo peor, que les iba a caer una buena bronca por dejar su puesto en la estatua, pero no ha sido así.

Don Bosco y Maín no venían a reñir a nadie, solo querían advertirnos de que en estas fechas no hay que pensar solo en la fiesta, los regalos y los adornos, hay que prepararse por dentro ¿Y cómo hacerlo?

Ayudando a los padres, a los profesores y a los compañeros , haciendo bien nuestro trabajo, siendo solidarios con los que tienen menos que nosotros, compartiendo...
Así nos preparamos a la Navidad de verdad, en silencio, por dentro. Eso es lo más importante en estos días. 
Don Bosco y Maín, como no podía ser menos, han recibido muchos aplausos por parte de los chicos y chicas del colegio.

Ahora toca seguir al pie de la letra sus buenos consejos,

¡BUEN TIEMPO DE ADVIENTO!

EL EQUIPO DE REDACCIÓN 

No hay comentarios: