jueves, 1 de marzo de 2018

TALLER DE ELABORACIÓN DE YOGUR

En 4º EP llevamos varios años preocupados en concienciar a nuestros alumnos en los beneficios de una alimentación saludable. 

De entre todos los alimentos que tomamos habitualmente, la leche es uno de los más completos. Su composición y equilibrio nutricional permite satisfacer las necesidades de los niños y niñas en el periodo crítico de su desarrollo.

De entre los derivados de la leche destaca el yogur, excelente alimento que permite el desarrollo de la flora bacteriana logrando una mejor asimilación de los nutrientes que aportan los alimentos.

Es rico en ácido láctico, este se encarga de estimular la acción de las enzimas digestivas, colabora en una mejor absorción de los minerales y una mejor asimilación de las vitaminas, además ayuda a regular el funcionamiento del sistema digestivo.
Destaca también su contenido en calcio, conteniendo un aporte vitamínico elevado debido a las propiedades de la leche y la función de los microorganismos que generan gran parte de ellas. Sobre todo el yogur es muy rico en vitaminas del grupo B aunque también contiene gran cantidad de las vitaminas A, D, K y E.

Aunque el yogur tiene los mismos principios nutritivos que la leche, este alimento es de más fácil digestión, todos sus componentes se asimilan mejor por el organismo, grasa, proteínas y azúcares se descomponen con mayor facilidad y pasan mucho más deprisa que otros alimentos al torrente sanguíneo.

En casa podemos elaborar yogur muy fácilmente.

En primer lugar nos lavamos muy bien las manos y no compartimos cubiertos como medida de higiene personal.

Para empezar calentamos medio litro de leche entera y pasteurizada hasta que esté ligeramente tibia. Posteriormente repartimos un yogur natural comercial entre seis vasos de cristal. Vertemos la leche sobre los recipientes y los colocamos sobre una fuente de calor suave y constante.


Después de unas 12 horas, dependiendo de la cantidad de calor que le hayamos dado, la mezcla estará tan espesa como una crema o una natilla. Sólo queda meter nuestros yogures en el frigorífico un par de horas y agregarles azúcar o miel al gusto. 

¡QUÉ APROVECHE!

ALUMN@S de 4º de PRIMARIA

No hay comentarios: