martes, 24 de enero de 2017

YO POR VOSOTROS ESTUDIO

Don Bosco tuvo que luchar contra viento y marea para poder estudiar. Había nacido en una familia muy humilde de campesinos, y su destino en la vida era seguir trabajando en el campo, como todos ellos. El apoyo incondicional de su madre y de algunas personas que confiaron en él y le ayudaron, consiguieron que realizase su sueño de convertirse en sacerdote y de dedicarse en cuerpo y alma a los jóvenes. Eso y su capacidad de trabajo y su esfuerzo, compaginando las duras tareas del campo con el estudio, a la luz de las velas, cuando llegaba la noche.

Nosotros hoy en día lo tenemos mucho más fácil que lo tuvo él. ¿Sabemos aprovecharlo?¿Nos esforzamos lo suficiente?¿Somos constantes y luchamos por conseguir nuestros sueños? Todo eso hemos reflexionado hoy en los Buenos días.
EL EQUIPO DE REDACCIÓN

No hay comentarios: