martes, 28 de octubre de 2014

TODOS LOS SANTOS, LA FIESTA DE LOS QUE YA NO ESTÁN



Todos los Santos es la fiesta con la que la Iglesia católica recuerda a todos aquellos cristianos que pasaron por la vida haciendo el bien, aunque no se les conozca y sus nombres hayan sido olvidados. Es una fiesta que se celebra desde el siglo III d. C. cuando se agrupó en un día la conmemoración de los muchos mártires que habían muerto a causa de su fe en Jesús.
Para muchas personas es el día  en que se recuerda a los seres queridos que ya no están con nosotros. 
Antes de que la moda de celebrar "Halloween" nos invadiese, los símbolos de estos días eran las lamparillas que ardían en recuerdo de los muertos y las flores en los cementerios. Estas tradiciones se siguen manteniendo, especialmente entre los más mayores, que estos días aprovechan para llevar ramos a las tumbas y los nichos de sus familiares. 
En muchos pueblos de la provincia de Huesca, se vaciaban también calabazas y se colocaban velas dentro para dar miedo a los vecinos, esta costumbre posiblemente llegó aquí con los celtas que poblaron el norte de Aragón hace más de dos mil años.
En cualquier caso, el primero de noviembre, día de Todos los Santos, es un buen momento para acordarnos de las personas que quisimos y que ya murieron, y para rezarles una oración y pedirles que nos acompañen siempre con su recuerdo.

EQUIPOS DE PASTORAL Y DE REDACCIÓN

No hay comentarios: